Historia

Written by Administrator. Posted in Nosotros Colegio

Nuestro colegio funcionó como colegio indígena desde antes de la creación de la DINEIB (Dirección Nacional de Educación Intercultural Bilingüe). Luego de golpear puertas en muchos otros colegios y el mismo Ministerio de Educación y Cultura, finalmente, con el respaldo legal de IRFEYAL los alumnos de este colegio pudieron terminar el ciclo básico; de hecho, muchos de los profesores bilingües en la provincia se acogieron a ese programa. Es por ello que el Colegio es uno de los primeros colegios creados por la DINEIB (1989). Desde 1985 a 1991 el colegio ya funcionaba con tres centros de estudios: Pujilí, Zumbahua y Chugchilán, cada centro con su equipo de profesores voluntarios. Cabe reconocer que quienes animaron e hicieron posible su sostenimiento fueron misioneros y agentes de pastoral.

 

Desde 1991 el colegio ya contó con un presupuesto del estado, este presupuesto siempre fue insuficiente por lo que se ha mantenido el sistema de voluntariado bajo estrategias de relación, alianzas y vínculos con agrupaciones juveniles, urbanas y organizaciones sociales interesadas en apoyar el proceso organizativo de las comunidades indígenas. Por lo general los voluntarios son estudiantes de las Universidades: Central, Católica, Andina, UTA, ESPOCH, y ahora algunos de la UTC.

 

El colegio graduó a los tres primeros bachilleres en 1993: Arturo Ashca (docente), Lourdes Licenia Tiban Guala (ex – secretaria Ejecutiva del CODENPE. Actual Asambleísta) y Alfredo Toaquiza (Pintor y empresario turístico). En 1994 graduó a 11; en 1995 a 30; en 1996 a 13; en 1997 a 34; en 1998 a 37; en 1999 a 52; en el año 2000 a 85. Desde el año 2001 ha graduado un promedio de 100 alumnos por año. Es por ello que en los 19 años de funcionamiento ha aportado a la provincia con más de 1 millar de indígenas bachilleres y su paso por la Educación Intercultural Bilingüe ha sido muy significativo.

 

Año tras año igualmente, los profesores y alumnos han organizado los “encuentros”, sendos eventos en los que durante tres días se comparte el deporte, la cultura y la reflexión académica,  la cual se materializa en la exposición de los trabajos realizados en los talleres de las cuatro Auxiliaturas (Agropecuaria, Mecánica, Industria del Vestido e Instalaciones Eléctricas Domiciliarias.)

 

Desde su creación, el colegio contó con el apoyo de la Diócesis de Latacunga, pero consolidándose su figura jurídica fiscal bajo el principio constitucional de educación pública como un derecho de los jóvenes indígenas.

TOP